• ¿Por qué huele tan mal?
    ¿Por qué huele tan mal?
    6 de Junio de 2017

    La enfermedad periodontal se produce cuando quedan depósitos de comida en las piezas dentales y las sales de la saliva se mezclan con dichos restos, favoreciendo la fijación de bacterias en la superficie de los dientes.

    Suele deberse a la falta de higiene oral, ya que con el tiempo esta película de bacterias va aumentando y se va solidificando formando las placas de sarro. En muchas ocasiones, la presencia de  dichas bacterias generan inflamación y retracción de las encías, lo que también suele llevar asociado mal aliento, que es uno de los síntomas más característicos de la enfermedad.

    Hay que tener presente que estas bacterias pueden afectar a los tejidos adyacentes, las encías, al hueso de la mandíbula e incluso pueden pasar al torrente sanguíneo llegando a afectar a órganos vitales.

    Fases de la enfermedad periodontal

    1. Gingivitis: la encía junto al diente se inflama y se enrojece. Se observan placas de sarro sobre el diente. Si se realiza la limpieza dental profesional en esta fase, los efectos del sarro serán reversibles.
    2. Periodontitis leve: Existe inflamación de la encía, halitosis y puede ser dolorosa. Se inicia una retracción gingival que puede llegar a ser irreversible.
    3. Periodontitis moderada: La infección y la placa están destruyendo la encía, que se enrojece y sangra. La halitosis se agrava, el animal padece dolor pudiendo alterarse la masticación y el comportamiento. 
    4. Periodontitis severa: La infección bacteriana crónica está destruyendo la encía, el diente y el hueso adyacente. Las bacterias pueden pasar al torrente sanguíneo pudiendo afectar órganos vitales. 


    Síntomas y consecuencias

    • Mal olor de boca (halitosis): Suele estar producido por la enfermedad periodontal. Se debe acudir al veterinario en cuanto se detecta ya que es probable que aun estemos a tiempo de evitar males mayores.
    • Dolor crónico: El dolor en perros y gatos es fácilmente distinguible, ya que aunque muchas veces no se quejan, suelen estar tristes, muy poco activos y les disminuye el apetito.
    • Salivación: Una salivación excesiva puede ser síntoma de la enfermedad periodontal. Debe llevarse al animal al veterinario en cuanto sea posible.
    • Dificultad al masticar: Comer mucho más despacio de lo que es habitual o tragarse la comida sin masticar, son otros de los síntomas a los que debemos estar atentos y no dejar pasar el tiempo sin realizar una consulta, ya que pueden derivar en problemas muy graves.
    • Disminución de apetito y pérdida de peso: Aunque este síntoma puede estar asociado a otras muchas enfermedades, cada vez es mayor el número de pacientes que son diagnosticados de enfermedad periodontal.
    • Fístulas oronasales: La infección alojada en la raíz dental puede destruir el tejido nasal y aparecer una herida sobre el puente de la nariz.
    • Enfermedades sistémicas: Como la insuficiencia renal o la endocarditis entre otros.

    ¿Qué podemos hacer para solucionarlo?

    La forma más eficaz es realizar una limpieza y un pulido de dientes profesional. Es muy importante aplicar anestesia general para realizarlas requiriendo un plano anestésico correcto y asegurando una vía ventilatoria mediante intubación endotraqueal. Evitamos así el riesgo de aspiración a vías respiratorias del agua expulsada de los irrigadores dentales.

    Además esta técnica nos permite realizar una exploración completa y profunda de toda la cavidad oral pudiendo detectar otro tipo de problemas asociados.

    Como recomendación veterinaria siempre deberemos asociar una analítica preanestésica previa al procedimiento.

    En resumen, las enfermedades bucodentales pueden causar graves problemas de salud además de ser muy dolorosas y dificultar una correcta alimentación. La enfermedad periodontal es una de las más frecuentes en perros y gatos. 

    Desde nuestro centro queremos hacer incapié en la importancia del control bucal de nuestros "peludos" e insistimos en que ante cualquier duda contactéis con nosotras para tratar de manera personalizada vuestro caso. 

    ¡Infórmate de cómo prevenir la enfermedad periodontal! Contacto: 963384065  


  • ALIMENTOS CASEROS... ¡¡CUIDADO!!
    ALIMENTOS CASEROS... ¡¡CUIDADO!!
    30 de Mayo de 2017

    En muchas ocasiones la alimentación de nuestras mascotas se convierte en un verdadero quebradero de cabeza y ante la desesperación recurrimos a ciertos alimentos o guisos que contienen ciertos alimentos que pueden producirles intoxicaciones. 

    A continuación os detallamos una lista de ellos:

    1. CHOCOLATE. Tanto en tableta como en componente de galletas o bizcochos entre otros. Es altamente tóxico debido al contenido en teobromina. Esta sustancia es "pariente cercana" de la cafeína y recircula por el organismo (hígado principalmente) tardando mucho en eliminarse por lo que aún en pequeñas dosis puede producir sintomatología por acumulación. Los principales efectos son aumento del ritmo cardíaco, vómitos, diarreas y en altas dosis incluso el coma o muerte.


    2. UVAS Y PASAS. En ocasiones empleadas como golosina y toda una tradición en Noche Vieja. Su ingesta puede producir insuficiencia renal produciendo vómitos constantes.


    3. AJO. Ya bien sea como condimento o si hemos cocinado con algún diente de ajo en dosis continuadas podemos provocar anemia hemolítica inmunomediada a causa del tiosulfato que contiene que daña los glóbulos rojos. Como síntomas se incluye  apatía, vómitos, debilidad y poco interés por la comida.


    4. CEBOLLA, CEBOLLETAS, PUERRO. Generalmente en guisos o preparados. Evitar incluirla puesto que el contenido en tiosulfato es más alto y por tanto más tóxica que el ajo. 


    5. CAFEINA. Es estimulante del sistema nervioso produciendo palpitaciones, agitación de la respiración, inquietud, vómitos, diarreas e incluso convulsiones.


    6. AGUACATE. Contiene persin, una sustancia inofensiva para nosotros pero para nuestros animales es altamente tóxica. Evitar tanto el aguacate como sus presentaciones (guacamole).


    7. XYLITOL. Presente en muchos productos edulcorados, tales como caramelos. En perros puede causar un aumento de la insulina llevando a una disminución de los niveles de glucosa en sangre. Los principales signos que veríamos serían aletargamiento, descoordinación, vómitos o diarrea. En los casos más severos de hipoglucemia incluso podrían estar presentes convulsiones.


    8. PARACETAMOL, ACIDO ACETILSALICILICO, IBUPROFENOS Y DERIVADOS... En ocasiones para aliviar las molestias o dolores que se piensa que tienen nuestros "compañeros" se puede estar tentado a dar medicamentos tan habituales como eficaces para nosotros. Lo que no se sabe es que este tipo de fármacos puede causar un fallo multiorgánico en ellos e incluso la muerte por la intoxicación que producen.

    Si accidentalmente lo ingiere no dudes en ir lo más rápido al veterinario para que le haga un lavado de estómago. Su vida puede depender de ello. 


    Incluimos también alimentos que no son tóxicos propiamente pero pueden ocasionarle más de un problema a nuestros compañeros de cuatro patas.


    9. HUESOS COCINADOS, HERVIDOS O ASADOS... EN DEFINITIVA, CUALQUIER TIPO DE HUESO. No son tóxicos como tal pero la mayoría son fácilmente astillables pudiendo clavarse en la boca, partirse algún diente, obstruirse en esófago o intestino, desgarros, estreñimiento, hemorragias rectales...  Esto puede ocasionar alguna que otra urgencia quirúrgica o incluso la muerte.


    10. CONDIMENTOS. AZUCAR, SAL, BICARBONATO, NUEZ MOSCADA....


    11. CARNES Y EMBUTIDOS. No se consideran tóxicas pero si se abusa de ellas se puede provocar hipertensión, obesidad, pancreatitis....


    12. LECHE DE VACA. Tampoco se considera un alimento tóxico pero se desaconseja totalmente puesto que puede provocar diarrea, vómitos o problemas digestivos. En caso de cachorros lo aconsejable siempre es dar leche propia de la especie que se comercializa en polvo.



  • Flebotomos y leishmaniosis: Cuanto más lejos, mejor.
    Flebotomos y leishmaniosis: Cuanto más lejos, mejor.
    16 de Mayo de 2017

    ¿Qué son los flebotomos?

    Son insectos voladores de tamaño reducido que miden de 2 a 4 mm y que tienen el aspecto de un mosquito muy pequeño (casi microscópico) y peludo.
    Son perjudiciales tanto para los animales como para el ser humano en muchas zonas rurales con clima mediterráneo, subtropical tropical.
    Este tipo de clima los convierte en endémicos en la Comunidad Valenciana y por ende a las enfermedades que transmite también las convierte en endémicas. 

    ¿Qué significa que sea endémico? 

    Significa que nos encontramos con un insecto que además de actuar como vector de la leishmaniosis canina se extiende por grandes extensiones del territorio, fundamentalmente por Brasil, China y casi todo el Sur de Europa. En el caso de la cuenca mediterránea, el perro es el principal reservorio del ciclo de la infección por Leishmania infantum (parásito que infecta a los glóbulos blancos).

    En estas zonas endémicas existe un alto porcentaje de perros infectados (aprox. un 50%) pero clínicamente están sanos y no muestran signos de enfermedad ya que la leishmaniosis canina es una enfermedad parasitaria de carácter inmunomediado. La infección no es siempre sinónimo de enfermedad.

    Entonces, ¿Por qué es tan importante protegerlo? 

    Es importante porque la picadura de un flebotomo puede ocasionar el desarrollo de leishmaniosis y ésta en ocasiones puede ser grave y causar la muerte; otras, sin embargo pueden ser muy complicada y costosa de tratar. 
    Además estos diminutos mosquitos pueden picar y transmitir la enfermedad al hombre, lo que se conoce como zoonosis, siendo más peligrosa en personas inmunodeprimidas.

    Los síntomas son muy variados. En algunos casos se manifiesta pérdida de peso, atrofia muscular, mucosas pálidas, sangrados espontáneos, ganglios aumentados de tamaño, cojeras intermitentes, fiebre, anemia, insuficiencia renal...

    Los signos más frecuentes son los cutáneos como crecimiento anormal de las uñas, heridas que no cicatrizan, pelo apagado y sin brillo o pérdida de pelo con descamación...

    Tampoco debemos olvidarnos de la aparición de signos oculares como conjuntivitis bilateral, uveítis, blefaritis (inflamación de párpados), queratoconjuntivitis seca o QCS.

    La época de mayor actividad incluye los meses más cálidos dependiendo de la humedad y zona geográfica. En España en la franja mensual de Mayo a Octubre principalmente. No obstante, el resto de meses sigue teniendo actividad por lo que resulta muy importante protegerlo los 12 meses del año.

    ¿Qué ocurre si mi perro enferma? 

    Existen varios tratamientos que dependiendo de cómo se haya desarrollado la enfermedad se adecuan al paciente proporcionándole una recuperación progresiva y una buena calidad de vida a la mayoría de los perros tratados. Como excepción  a esto se asocia a pacientes enfermos con afección renal o enfermedades por inmunocomplejos cuyo pronóstico es siempre reservado/grave. 

    Es por eso que se recomiendan chequeos analíticos anuales para una detección temprana de la enfermedad y en el caso de animales ya enfermos controles cada 3-4 meses durante el primer año.

    Desde nuestro centro insistimos en el uso de repelentes como collares o pipetas spot on así como tratamientos inmunoestimuladores como vacunas o soluciones orales.

    Acércate a Centro Veterinario Juan XXIII y asesórate de todas las opciones para tu fiel amigo.

  • Pulgas, garrapatas y... algo más
    Pulgas, garrapatas y... algo más
    9 de Mayo de 2017

    Con la llegada del calor tanto pulgas como garrapatas se muestran más activas y en consecuencia hay más riesgo de transmisión de enfermedades a nuestras mascotas y a nosotros mismos.

    En cuanto a las pulgas, podemos decir que son parásitos que se sitúan sobre la piel y se alimentan de la sangre a través de una picadura. Son portadoras de enfermedades y en caso de ingestión accidental pueden transmitir parásitos intestinales como Dipylidium caninum. Su zona predisponente es la dorsolumbar aunque se pueden encontrar por todo el cuerpo.

    Es frecuente que el animal presente una reacción alérgica a la saliva de la pulga y manifieste mucho picor produciéndose así autolesiones agravando el cuadro de prurito. Esta reacción es conocida como Dermatitis Alérgica a la Picadura de la Pulga o DAPP y es necesario adecuar un tratamiento.

     Dado que no siempre se viven en la piel es necesario hacer una limpieza del entorno para erradicarlas.

    De las garrapatas diremos que se alojan y anclan en la piel alimentándose de la sangre del animal. Su importancia radica en que son portadoras de muchas enfermedades graves como erhlichiosis, anamplasmosis, rickettsiosis, hemobartonelosis entre otras, tanto en perros como en gatos y en menor medida a nosotros mismos.

    Los principales signos clínicos son fiebre, anemia, sangrados o secreciones espontáneas, apatía, anorexia o disminución del apetito, cojeras, aumento de los ganglios linfáticos, etc.

    Su ciclo vital suele ser en primavera y verano pero dependen mucho de las condiciones ambientales por lo que si son adecuadas puede alargarse más tiempo.


    Es por eso que desde nuestro centro veterinario hacemos hincapié en los tratamientos preventivos y en sus diferentes presentaciones adaptándonos a lo más conveniente para tu mascota y para ti.

    No dudes en ponerte en contacto con Centro Veterinario Juan XXIII y asesórate de todos los tratamientos y combinaciones existentes y de ¿cuándo? ¿cómo? ¿por qué?

    Nuestra filosofía se basa en que el mejor tratamiento siempre es la prevención.


  • ¿Por qué se lame tanto la zona del ano?
    ¿Por qué se lame tanto la zona del ano?
    11 de Abril de 2017

    ¿Cuántas veces os habéis hecho esta pregunta?

    Detrás de este gesto de lamido, tanto en perros como en gatos, podemos encontrarnos con un problema de salud. Una de las causas más probables pueden ser las llamadas glándulas anales.

    Estas glándulas se encuentran dentro de la zona del ano a ambos lados del mismo y producen una secreción oleosa, fluida y muy olorosa. Dichas glándulas o sacos anales sirven a los perros y gatos para comunicarse con otros animales a través de potentes señales olfativas marcando las heces con un olor característico así como también son un excelente lubricante para la salida de las mismas. En situaciones de pánico esta secreción también puede ser liberada como mecanismo de defensa debido al olor tan fuerte que desprenden. 

    Podría decirse que ese olor es su "carta de presentación".


    Y bien, ¿dónde está el problema? 

    En ocasiones, nuestros animales pierden la capacidad de vaciarlas por si mismos y la secreción deja de ser oleosa y fluida obstaculizando el orificio de salida. Es ahí, donde empieza el problema y en consecuencia aparece el lamido excesivoarrastran la zona del ano contra el suelo con la esperanza de vaciarlas o incluso se persiguen la cola insistentemente.

    Muchas veces una alimentación pobre o desequilibrada es la responsable de estos problemas en los que se incluyen infecciones o ruptura de las glándulas con sangrado, agravando la situación y convirtiéndose en fístulas anales. Entre los principales sígnos que observaremos nos encontramos:

    1. Inflamación
    2. Dolor o molestias
    3. Ardor
    4. Mal olor
    5. Quistes
    6. Abscesos o tumoraciones

    Desde el

    Centro Veterinario Juan XXIII

    recalcamos la importancia de acudir al veterinario en estos casos para un

    correcto tratamiento

    y os invitamos a que asistáis a nuestro centro para un

    asesoramiento completo

    tratando así de prevenir esta patología tan molesta que incomoda a nuestros peludos.