Por qué no le debes dar huesos a tu perro

96 338 40 65
Por qué no le debes dar huesos a tu perro

La alimentación de sus mascotas es una cuestión que preocupa, y mucho, a la gran mayoría de los clientes de nuestra clínica veterinaria de Valencia, y de hecho es un tema sobre el que buscan nuestro asesoramiento sobre el tipo de pienso que deben darle. Pero queremos aprovechar este artículo para hacer una seria advertencia sobre algunos alimentos que se les dan a los perros con cierta frecuencia y que pueden causarle graves problemas.

Hay varios alimentos que pueden ser perjudiciales para nuestras mascotas, y probablemente volveremos sobre ellos en próximos artículos de este blog, pero hoy nos vamos a centrar sobre los huesos, algo que se asocia con los perros y que pueden ser causantes de problemas muy graves e, incluso, de su muerte.

Los huesos de ave, al ser masticados por un perro, se rompen en varios pedazos de todos los tamaños, pero esos pedazos tienen forma de astilla y están afilados como si fueran agujas. Uno sólo de esas astillas, al bajar por el estómago o por el intestino, puede clavarse y provocar una herida sangrante, además de un dolor enorme. Cuando eso ocurre, la única solución es correr hacia nuestra clínica veterinaria de Valencia para que, después de sacar unas placas, podamos extraerle los huesos y reparar las heridas, probablemente por medio de una intervención quirúrgica de urgencia.

Tampoco son buenos los huesos de otros animales. Los de cordero, por ejemplo, también se rompen en pequeños pedazos y pueden también hacer heridas en el aparato digestivo. Ni siquiera los huesos de vaca o de cerdo. Como poco, son causa de estreñimiento además de desgastar su dentadura de forma totalmente innecesaria.

Cuando veas que tu perro tiene un comportamiento anormal, que parece inquieto, no dudes en venir al Centro Veterinario Juan XXIII.